Cómo enfocar tus objetivos: diferencia entre un objetivo y un deseo

Todos buscamos bienestar, satisfacción y alcanzar lo que queremos. ¿Sabemos cómo alcanzar nuestros objetivos?, ¿sabemos definir cuáles son nuestros objetivos?, ¿tenemos un método para hacerlo?

Antes de comenzar respira profundo, ponte en contacto con tus emociones, sensaciones y pensamientos. Ahora centra tu atención y responde las siguientes preguntas: ¿Eres feliz? ¿Tienes algún sueño esperando por ser realizado? ¿Sabes cómo lograrlo? Probablemente hayas respondido estas preguntas fácilmente, y eso las hace parecer preguntas simples, pero son en realidad el punto de partida para el trayecto que estás buscando iniciar con este tipo de herramientas.

La diferencia fundamental entre un deseo y un objetivo, radica en que un deseo es una primera etapa antes de convertirse en objetivo. Comúnmente tiene un componente emocional de alta intensidad sobre algo que queremos lograr y que nos puede dar pistas sobre la meta que queremos alcanzar.

Un objetivo es una forma concreta de describir y definir eso que originalmente comenzó como un deseo, y que nos ayuda a marcar el trayecto e identificar los recursos específicos y acciones que necesitamos para lograrlo. A muchas personas les gustaría viajar y vivir unas extendidas y maravillosas vacaciones en algún lugar paradisiaco; eso es un sueño. Cuando definimos a qué lugar, en qué fecha, con quién, con cuánto dinero y los pasos a seguir (fondos para el viaje, compra de pasajes, reserva de hoteles, coordinación de fechas, itinerarios, etc) ya tenemos un objetivo.

El logro de objetivos depende en primer lugar de reconocer lo que quieres lograr. ¿Ya lo sabes? Entonces piensa con detención eso que buscas y pregúntate: ¿Es un deseo o un objetivo? Tu motivación, esfuerzo, ganas y energía tendrán mejor oportunidad si defines lo que quieres, transformando tu deseo en un objetivo.

Mi experiencia en entrenamiento de equipos, coaching y seminarios motivacionales me ha permitido crear un método práctico, sencillo y efectivo para que alcances tus metas. Ese método es Gestión del Logro, desarrollado en un libro que ofrece estrategias completas para optimizar tus capacidades, aprovechar tus recursos y desplegar tu potencial, mediante herramientas tan concretas y rápidas de aplicar, como lo que acabas de leer.

La invitación que te hago es la siguiente: dale un cambio positivo y fortalecedor a tu vida. ¿La aceptas?